Vida Sana y Saludable

Diez Consejos para llevar una Vida Saludable

Todos queremos estar en forma,  tener una vida saludable y vivir muchos años. ¿Cierto? Pero, ¿qué haces para llevar eso a cabo?

Bueno, todos sabemos que una persona sana no fuma, tiene un peso saludable, hace ejercicio y come saludablemente. Suena simple, pero aquellos que han intentado cambiar sus hábitos saben lo complicado que puede ser. Algunas personas deciden realizar cambios drásticos, pero cuando enfrentan dificultades, simplemente carecen de motivación y se dan por vencidos.

El secreto para una vida sana es hacer pequeños cambios: un vaso de agua por la mañana, más actividad física, punto de vista optimista: estas solo son algunas formas simples de mejorar tu estilo de vida. ¡Pequeños cambios conducen a grandes resultados!

Bebe un vaso de agua por la mañana

Despiértate en la mañana y bebe primero un vaso de agua a temperatura ambiente. Puedes agregar una rodaja de limón o lima en el agua si no te gusta el sabor natural. El agua ayuda a limpiar nuestro cuerpo, aumentar la tasa de metabolismo y eliminar las toxinas. ¡Algunas personas incluso dicen que ayuda a reducir el peso!

Duerme adecuadamente

La falta de sueño te hace sentir cansancio y enojo, afecta tu capacidad de atención y tu concentración. La falta de sueño puede dañar tu salud física (especialmente el corazón) también.

Algunos estudios han demostrado que 8 horas de sueño por período de 24 horas es el requisito promedio para los adultos. Pero todas las personas son diferentes y la necesidad de dormir puede oscilar entre 6 y 10 horas. Si tienes sueño entre las 4 p.m. y las 6 p.m., es probable que no descanses lo suficiente.

¡Estira en la mañana!

En lugar de dormir por la mañana, puedes usar tu tiempo más sabiamente. Estira tu espalda, tus piernas, tu cuello. Despertará tu cuerpo del sueño. Estirarse en la mañana aumenta el flujo de sangre a sus músculos, agregando una porción extra de oxígeno y preparándolos para un nuevo día.

Pica manera sana

Las papas fritas, las nueces saladas, los dulces, las galletas y otras cosas sabrosas definitivamente no son saludables para su cuerpo. Contienen mucha grasa, sal y azúcar. Escoge nueces crudas, frutas frescas o bayas en su lugar, son ricas en vitaminas y minerales.

¡Desayuna!

El desayuno es la comida más importante del día, especialmente si buscas perder peso. Si te lo saltas, tendrás hambre mucho antes del almuerzo y comenzarás a picar alimentos ricos en grasas y azúcar, pero bajos en vitaminas. Quienes comen el desayuno son significativamente menos propensos a ser obesos y contraer diabetes en comparación con los que no lo hacen.

Es suficiente levantarse solo 15 minutos antes para preparar un plato saludable, como una tortilla con verduras o una ensalada de frutas con yogur.

Tome una caminata diaria

Todos conocemos las ventajas del ejercicio, pero la mayoría no tenemos ni tiempo ni ganas de hacer actividad física. Usa las escaleras con la mayor frecuencia posible en lugar del ascensor, camina con tus amigos, camina con tu perro un poco más de lo normal, aprovecha cualquier posibilidad para estar más activo físicamente. Solo necesitas caminar hasta 12 millas por semana o durante aproximadamente 125 a 200 minutos semanales para mejorar la salud de su corazón.

Haz conexiones sociales

Se dice que las personas solitarias tienen más probabilidades de enfermarse y morir más jóvenes. Las personas sin amigos están más estresadas, deprimidas y, a menudo, menos activas físicamente. Además, los expertos dicen que la forma en que una persona tiende a estar socialmente conectada es una de las formas más importantes de predecir su salud e independencia en años posteriores.

Estudia las listas de ingredientes de sus productos favoritos

La lista de ingredientes de un producto es muy importante, ya que te muestra si los alimentos que estás a punto de comprar contienen ingredientes no saludables. Hay cientos, incluso miles de ingredientes poco saludables en el mercado y es casi imposible recordarlos a todos. Afortunadamente, puedes encontrar mucha información en Internet sobre éstos, así que estudia todos sus alimentos, cosméticos y otros productos favoritos y más comunes que compras. Ingredientes dañinos pueden causar diversas enfermedades, reacciones alérgicas e incluso cáncer.

¡Busca nuevas actividades!

Elije una nueva actividad que involucre a toda la familia y amigos, como senderismo, deportes de grupo, andar en bicicleta, bailar. Encontrar un pasatiempo puede darte placer y reducir el estrés. También comenzarás a conocer personas que tienen los mismos intereses que tú y puedes hacer nuevos amigos (recuerda el consejo 7). Disfruta de tu nuevo pasatiempo y recuerda: las personas felices viven más tiempo.

¡Ama tu vida!

¡Relajarse! No te pongas nervioso y enojado por las cosas triviales. No seas demasiado serio. ¡Sonríe, ama a los demás y siempre mira el lado positivo de la vida! Cuando realmente amas tu vida, no puedes evitar ser más feliz y experimentar una mayor sensación de plenitud, sentido y propósito. El pianista clásico estadounidense nacido en Polonia, Arthur Rubinstein tenía razón cuando dijo: “He descubierto que si amas la vida, la vida te amará de nuevo”.

Vive en el presente. Cuando vives en el presente, estás donde la vida está pasando en este momento, no quejándote sobre el pasado o estresándote por el futuro. Estás en el aquí y ahora, que es realmente el único momento en que tienes control sobre tus circunstancias. El pasado ha terminado, y el futuro está por venir. El único momento en que puedes amar realmente tu vida es cuando estás experimentando el momento presente.

Si quieres conocer otro método para adelgazar de manera rápida y eficiente, no olvides hacer clic en este enlace.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *